VERMUTS

Vamos a conocer un poquito sobre esta bebida. Los vermuts están de moda y nos gusta recuperar estos hábitos que parecía que habíamos perdido.

Retrocedemos alrededor del año 460 a.c.. Hipócrates filósofo y médico griego, observó que si dejaba macerar el vino con ajenjo y díctamo, obtenía una bebida antiséptica y curativa. Esta elaboración se mantuvo hasta la Edad Media de la mano de los monjes hasta el siglo XVIII.

Reus, cuna de los vermuts y actualmente muy preciados en muchos países, todo un referente.

Hay variaciones según su procedencia, los españoles quizás más especiados y dulces. Los franceses, más amargos y menos especiados y los italianos dulces y sabor en boca más corto.

En el mercado encontramos vermut blanco, más dulce y suave, con aromas cítricos y florales. El rojo, más envejecido y seco que el anterior, con aroma predomínate del ajenjo. Actualmente podemos encontrar algún vermut rosado.

Se elaboran a partir de vinos base blanco con características adecuadas para su elaboración. Después ya colorearemos con caramelo para obtener el color rojizo. Para los toques más diferenciadores del vermut, debemos dejar el vino base macerando con distintas hierbas, principalmente el ajenjo (vermut en alemán). El alcohol vínico, nos aportará los grados necesarios para obtener el vermut (entre 16 y 22º).

Estar atentos, os contaremos como preparar vuestro propio vermut en casa !